Significado del Logotipo

Significado del Logotipo de nuestro Colegio

EL ARBOL DEL CONOCIMIENTO DE LAS LINEAS DE NAZCA

http://t1.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQTtTbiWC0ldGvn791ux19HB-wkTTXzSwBCvZ1ON2ZQof5OWRRBJw Los científicos afirman en la revista Latín American Antiquity que el colapso de esta cultura -famosa por las líneas que dibujaron en el desierto representando extrañas formas animales- estuvo vinculada en parte a la suerte de un árbol, el huarango
Tras analizar restos de la planta, los investigadores descubrieron que la destrucción de los bosques de huarango provocó un punto de inflexión que condujo a un colapso ecológico.
David Beresford-Jones, del Instituto McDonald de Investigación Arqueológica de la Universidad de Cambridge, dirigió el estudio.

El árbol de huarango es una especie única que jugó un papel vital en el hábitat protegiendo el frágil ecosistema del desierto.

“Es una especie clave en el la zona desértica ya que promueve la fertilidad y humedad de la tierra y como cuenta con uno de los sistemas de raíz más profundos de cualquier árbol sirve para apuntalar la planicie aluvial”, expresa el investigador.
El árbol también fue un recurso muy útil para los nazcas que la utilizaron como alimento, forraje y combustible.

El Árbol es reconocido, por cada cultura y tradición, como un extraordinario símbolo de estabilidad, fuerza, equilibrio y conocimiento.

El árbol representa la dirección vertical de lo que se mantiene arraigado al suelo con firmeza, penetra a la tierra con profundas raíces y recoge el agua y las sales que hay en ella, transformándolos. Se yergue asimismo hacia el cielo en búsqueda de la Luz del Sol: engendra hojas, flores, así como el fruto de la vida.

El árbol significa también la conjunción entre la Tierra y el Cielo, entre el inconsciente -la parte subterránea, las raíces en la tierra- y el supra consciente -las ramas y las hojas, que captan la luz en un espacio más elevado-.

En cierto sentido, el árbol simboliza los cuatro elementos de la naturaleza en armonía entre ellos, sin los cuales no mantendría su verticalidad y equilibrio.